cuando nuestra madre tóxica envejece o se enferma…

He pensado mucho en este tema últimamente, a raíz de una situación de salud que aqueja a mi madre tóxica y el caer en la cuenta que los años ya están pesando…

Algunos de ustedes, mis lectores, no tienen problemas con el tema de dejar a sus padres en un asilo de ancianos; de hecho, he sabido de muchos hijos de padres amorosos que cuando estos envejecen y/o enferman, no tienen ningún reparo en llevarlos a algún refugio. Si este es su caso, llevará esa situación adecuadamente, pues es algo que su entorno y cultura acepta como bueno y válido; sin embargo, sé que muchos otros lectores, sobre todo de países latinoamericanos, saben a qué me refiero cuando expreso el malestar que me genera este tema…porque en nuestra sociedad estamos obligados a cuidar de nuestros padres envejecientes…si los tiras en el asilo eres cruel, eres malo…ellos ya cuidaron de tí, ahora es tu turno…

Cavilando tristemente sobre este tema y preguntándome a mí misma si sería lo justo llevar a mi madre tóxica a vivir en mi hogar en lugar de abandonarla a su suerte…

Cuando tengo que cruzar los muchos kilómetros de distancia que nos separan, me encuentro con una mujer mayor que me inspira lástima, tal vez algo de ternura (sí, la ternura que siempre anhelé y que todavía idealizo porque nunca existió en verdad); me rompe el corazón ver los estragos que la enfermedad va dejando en su cuerpo, siento tristeza de ver como se desdibuja la mujer altiva y carismática que fue en su momento… 

Entonces recuerdo que yo fui quien puso distancia entre nosotras, escapé para salvar mi vida, aunque luego entendí que podía estar a años luz de su presencia pero su voz seguía sonando en mi cabeza…la escuchaba en los probadores de las tiendas: “nada te queda bien porque no tienes mi elegancia” ; la escuchaba cada vez que había algún evento importante en mi vida: ” estás destinada a fracasar”, ” a nadie le interesa escucharte, nadie quiere perder su tiempo contigo”, “eres una inútil”…decidí ignorar su voz, y confieso que me tardé años en lograrlo… a veces la escucho, pero aprendí a identificarlo y a vivir con eso.

La cristiana en mí, me pide a gritos que antes de tomar cualquier decisión con respecto a mi madre y su estado frágil, que me imagine lo que haría o diría Jesús en ese caso…la niña en mi interior, me pide que me lo piense mejor, quiere nutrirse en el amor de madre que siempre esperó…la mujer práctica que llevo dentro, me pide que no le niegue a mis hijos el derecho a su abuela…

Pero el razonamiento lógico abofetea mi necesidad de amor: si cuando tuvo poder y fuerza me destruyó siempre que quiso, que me hace pensar que ahora las cosas serán diferentes?? ella nunca necesitó otras armas que no fueran sus propias palabras, cómo asumo que esa negatividad no volverá a afectarme?? tendría yo la fuerza de escuchar esa misma voz crítica y llena de desprecio otra vez?? Sería justo renunciar a mi paz mental a estas alturas de mi vida.

Si ya ejerció su reinado de terror hacia mí, con monos voladores que en su momento me asediaron sin piedad…qué hace pensar que no tratará de lavarles el cerebro a mi pareja e hijos?? recuerdo dos ocasiones en particular en que pude ver y sentir su maldad, ví su mirada fría (como de reptil) y la ví sonreír con sorna ante mi sufrimiento (hablaré más detalladamente sobre esas dos ocasiones en otro artículo)… qué me hace pensar que no intentará dañarme nuevamente?? 

Después de mucho pensarlo y darle más y más vueltas… me comparo con alguien con una amputación de ambas piernas, al principio sufre mucho, le cuesta adaptarse, pero cuando finalmente sale adelante, intenta vivir lo más dignamente posible usando los brazos que le quedan…sería justo pedirle a esta persona que se deje amputar un brazo?? pues yo me siento como si fuera amputada…ya mi familia tóxica mutiló mi niñez, adolescencia y una buena parte de mi vida adulta. Llevar a mi madre tóxica a mi hogar sería como amputarme uno de los brazos que aún me quedan…construír la vida que ahora tengo me costó demasiado y, hasta cierto punto, la empecé algo tarde por estar ocupada luchando con los narcisistas en mi vida. Tengo derecho a disfrutar lo que tengo ahora.

Y contestándole a la cristiana que llevo dentro, en qué ofendo a Dios si trato de salvar mi integridad, mi paz, de personas enfermas?? Jesús nos manda a perdonar, yo ya lo hice, pero mi fe no me obliga a ponerme en una posición de peligro… Le digo a mi niña interior que lo que no pudo ser, nunca será. Y le digo a la mujer práctica, que mis hijos no tienen una abuela normal y no quiero mutilarles su infancia, no voy a permitir que se repita la misma historia.

No creo que me la lleve a casa, no por rencores rancios, sino porque apuesto a la vida, a las cosas bonitas, al amor sano. Ya tuve demasiada toxicidad y merezco un respiro. Pienso cooperar en lo que pueda, tal vez económicamente y haciendo acto de presencia siempre que pueda. El ocaso de la vida de las madres tóxicas es triste, nadie las quiere… o van al asilo o sus hijos actúan por responsabilidad u obligación, no por amor ni agradecimiento. Lo peor de todo es que es una situación en la que ellas mismas se colocan.

Written by

You are not authorized to see this part
Please, insert a valid App IDotherwise your plugin won't work.

2 Comments

  • Rosa

    Gracias W.Jimenez por este articulo.
    Deje casa y trabajo para cuidar a unos
    padres narcisistas.Me davan y sigen
    dandomela pero esta situacion me a
    hecho enfermar fisicamente
    psicologicamente.Fibromialgia,
    bradicardia,depresion.
    A mi hijo le an manipulado toda la
    vida y cuando le e querido esplicar
    lo que e vivido,los malos tratos,no
    me a querido escuchar.
    Siguen maltratandome psicologicamente a pesar de que les
    trato con respeto.
    Se entra bien pero salir de aqui me va
    a costar.
    Nunca cambian,es mas,piensan que
    les cuidas por algun motivo egoista.

    Dios mismo no perdona al pecador
    impenitente y nos insta a buscar la
    paz.
    Gracias.

  • Rosa

    Quise decir me dan y siguen dando
    pena.
    Vivo en un pueblo de mil habitantes
    y soy la unica que cuida de los padres.
    La mayoria les ingresan en residencias
    aunque ayan sido buenos progenitores.Las personas enfermas
    acaparan todo el tiempo del cuidador.
    Un ancian@ no insano no sacrifica a
    sus hijos vampirizandolos.

    Mis padres(aunque siempre suele ser
    la madre la manipuladora,la que insta
    a su marido a pegar al hij@,la que
    insta al odio).Me an robado la ninez,
    la adolescencia y casi toda mi vida
    adulta.Casi siempre emos vivido en
    el mismo pueblo.
    Tuve unos anos de felicidad hasta que
    mi padre enfermo.Estos anos de sufrimiento me an marcado mucho.
    Ademas me e convertido en la criada
    de mi hermano,por que ella asi lo
    quiere,vamos que soy el pelele de todo
    el mundo,hasta mi cunada tira de mi
    para hacerla la compra y mas.No soy
    nadie,tengo que obedecer si o si por
    que a ellos si les quiere.
    E somatizado enfermedades.
    Me e dado cuenta de que esta mujer
    con sus malos tratos me creo
    dependencia.
    Les respeto por que me dieron la vida
    pero no les quiero.
    si pudiera les pagaria a una mujer para
    que les cuidara.
    Se que algun dia tendre que ablar con
    mis hermanos pero es dificil sobre
    todo por que la persona que mas quiero y que no quiere saber me dejara
    de hablar por que esta muy manipulado por narcisa.
    No quieren ir a una residencia.
    No les puedo dejar tirados como a
    perros.
    Necesito un psicolog@ aunque hasta
    el momento nunca me an comprendido
    y me an hecho sentir un bicho raro,la
    mayoria no estan preparados para
    escuchar sobre este tipo de maltrato.
    Me he arrepentido un monton de
    aberme metido aqui buscando el amor
    de una madre que nunca me quiso.
    Mi decision va a traer consecuencias
    para otras personas.
    Si,me dan pena.

    El perdon no significa pasar pagina y
    hacer como que no a ocurrido nada.
    Significa no guardar rencor.
    No estamos obligados a cuidar de
    nuestros mayores toxicos.
    Es mejor no hacerlo para que no nos
    vuelvan hacer dano.
    El amor bien entendido pasa por
    quererse primero a uno mismo.
    Si,debemos respetarles que no es lo
    mismo que quererles.
    Los toxicos mueren siendo toxicos.
    Pueden estar diez ,quince o mas anos
    desde que enferman hasta que dejen
    de estar.
    Gracias una vez mas por este articulo.

LEAVE A COMMENT