Superando el maltrato psicológico (Víctimas de narcisistas).

Superar completamente el caos mental que deja el abuso de los narcisistas no es algo que va a ocurrir mágicamente, ni en dos semanas, quizás ni siquiera ocurra en los siguientes años. No es algo que se va a conseguir simplemente porque lo deseamos, hay todo un proceso, todo un esfuerzo consciente. No hay reglas escritas, cada persona es un mundo y cada uno de nosotros vivió el abuso de manera diferente, sin embargo, hay algunos puntos comunes que podemos intentar aplicar a nuestro proceso de sanidad interior.

  1. Aprender/ Informarse: Como ya hemos reiterado en este blog, estar bien informado y educado respecto al abuso y sus manifestaciones, es crucial para poder salir adelante y nos otorga las herramientas psicológicas que nos permitan reconocer nuevas formas de abuso y cómo evitarlas.
  2. Contacto con la naturaleza: Según un estudio realizado en la universidad de Essex, en el Reino Unido, las caminatas en un entorno rodeado por la naturaleza reportan importantes beneficios para las personas: un 90% de los voluntarios refirieron mejoría en su autoestima, 71% refirieron sentirse menos tensos, deprimidos y fatigados.
  3. Evitar el stress innecesario: El maltrato infantil deja secuelas tan devastadoras para la salud mental como las sufridas por los veteranos de guerra, el síndrome de stress post-traumático complejo; por lo que reducir en la medida de lo posible aquellas cosas que agregan más carga a nuestro muy pesado equipaje mental es muy necesario.
  4. Empezar a desaprender los códigos inculcados por los padres tóxicos: Mi madre narcisa me enseñó a nunca admitir que no había dinero. Si se acercaba mi cumpleaños o había alguna actividad escolar en la que se requiriera dinero, ella inventaba cualquier excusa para no reconocer que no teníamos los medios económicos…al extremo tal de castigarme arbitrariamente y justificar así que no habría fiesta de cumpleaños o permiso para ir a tal cual actividad por mi “mala conducta”. Me prometí a mi misma romper con esa cadena, ahora me resulta liberador poder responder un “no tengo dinero”…con esto no estoy diciendo que debemos rendir cuentas de nuestras finanzas y/o asuntos personales ante nuestras amistades, pero me alivia bastante poder pronunciar las tres palabras (“no hay dinero”) que eran todo un tabú en el hogar en el que crecí.
  5. Reinventarnos: Después de vivir tantos años con una madre tan controladora, que me elegía la ropa y peinado, nunca tuve un estilo propio; tuve que comenzar de cero, a experimentar con los diferentes estilos y modas, y aunque aún no lo he encontrado todavía, ha sido una experiencia divertida y me ha empoderado. Reinventarse es borrar todas las cosas que nos hicieron creer sobre nosotros mismos y buscar en nuestro interior nuestra verdadera esencia.
  6. Agradecer lo que ya tenemos: sea la vida o una buena salud, es importante mostrar agradecimiento por las cosas positivas que conservamos. El maltrato al que nos vimos sometidos devastó gran parte de nuestras vidas, por eso uno aprende a valorar más lo que tiene. Cavilar tristemente en lo que perdimos no nos lleva a ningún lugar, para eso hacemos un duelo, pero luego debemos poner nuestro enfoque en traer positividad a nuestras vidas.
  7. Cuidar de nosotros mismos, tal y cómo nos hubiese gustado que nuestros padres lo hubiesen hecho. Comer y dormir adecuadamente; de vez en cuando consentirnos con lo que nos gusta…si uno mismo no se ama, nadie lo va a hacer por uno.

Recuerde que sanar heridas es un proceso que lleva tiempo. Ciertamente tendremos momentos oscuros, pero se puede lograr salir adelante, hay esperanza para todos.

 

Written by

You are not authorized to see this part
Please, insert a valid App IDotherwise your plugin won't work.

17 Comments

  • 18081

    Buenos dias de nuevo,
    disculpe las molestias pero finalmente preferiría que no publicaran el texto que les envie hace un par de días.
    Muchas gracias.

    • W. Jimenez

      No hay problema.

    • Marianela

      Mira, yo tengo 42 años y llevo toda la vida igual, intentando desentrañar y entender esta locura, llevo contacto cero con mi madre desde hace tres meses, los dos últimos episodios de maltrato han sido demasiado para mí, aunque tengo la sensación de que mi madre me lleva diciendo de forma soterrada que no me quiere en su vida desde hace algún tiempo. Tengo que decirte que desde que tengo contacto cero estoy empezando a encajar las cosas en mi mente, y por eso y por otras cosas me estoy dando cuenta de que hay cambios en mí pero para mejor, estoy llevando situaciones de una manera que jamás pensé que las llevaría. Mucho ánimo

  • África

    Necesitaba encontrar algo así yo también soy víctima de una madre tóxica pase de ser la niña dorada a ser la maldita cuando elegí al novio equivocado según mi madre de eso hace 16 años, no quiero pasar los próximos 16 años así ,el tema es que una madre tóxica luego es una abuela tóxica yo aguanté por mis 2 hijas pero el odio la frustración el resentimiento de mi madre ha saltado a la siguiente generación, es muy duro muy duro nadie que haya tenido una familia normal puede entender esto . Se tiene sensación de orfandad angustia tristeza no es fácil superarlo además son todas las pequeñas cosas que tiene todo el mundo pequeños problemas y si además te encuentras con una madre absorbente controladora narcisista que nunca está satisfecha con nada castradora poco empatica todo es mucho más difícil en mi caso además mi hermana mayor ha hecho todo lo posible por complicarlo todo primero envenenando la relación con él que es mi marido y desde que tuve mi primera hija haciendo todo lo posible para qué tanto mi primera hija como la segunda no tengan abuelos todo ello posible con la falta de inteligencia emocional y el odio exacerbado de mi madre el revanchismo y el rencor. Animo a todas las personas, sobre todo mujeres que sufran esto. Tiene difícil solución no te tomas una pastilla y dejar de tener padres y dejas de tener esos recuerdos ,hay que superarlo sobre todo con orgullo del bueno y mirando por el bien de tu familia y de ti misma la vida es muy corta, yo empecé a tener problemas graves con mi madre con 27 años que fue cuando empecé a salir con mi marido del que he estado siempre muy enamorada algo que personas como mi madre no pueden entender solo piensan en el dinero y en el qué dirán mi marido es una persona extraordinariamente buena no conozco a nadie que hable mal de él. las madres tóxicas tienen que controlar hasta los aspectos más íntimos de sus hijos en el caso de mi madre creo que ha querido vivir a través de mi ahora tengo cerca de 44 años y 2 niñas y ningún buen recuerdo que contar de la relación con mis padres sobre todo mi madre y mi hermana que ha tenido un comportamiento ya no conmigo sino con mis hijas execrable, luego mi padre es un hombre muy machista, muy a lo suyo y tampoco ha estado a la altura, es mejor persona y sufre por esto, pero ha carecido siempre de referentes y valores. cómo consejo creo que lo mejor es guardarte los problemas para ti no compartirlos con tu pareja ni hacer víctimas a tus hijas o tus hijos aunque lo primero es muy difícil las madres tóxicas se meten en las relaciones íntimas de una manera dominante si no tiene solución buscar la libertad sobre todo poner distancia física y emocional restringir las llamadas si te son desagradables si te sientes mal siempre es por algo huye y busca la relación con personas positivas gracias amor distorsionado no es fácil dar visibilidad a este problema.

  • Otra víctima

    Hola a tds;
    Enhorabuena por el blog. Eres muy valiente al contar tu sufrimiento. A mí me ayuda comprobar que mis vivencias familiares no son tan raras. Que lo q he sufrido y sufro, durante estos años tiene nombre: abuso emocional. Deciros a todas que no tenéis la culpa de la situación, que no estáis locas, ni sóis malas hijas, ni sóis débiles, ni tontas, ni nada de eso que os haya echo sentir, quién nos podía aportar más en nuestra vida, nuestra madre. Se lo que es el maltrato emocional y poco a poco fui abriendo los ojos y quitándome la venda. Sobretodo me dí cuenta, cuando reconocí en mí, todo el rastro de secuelas que deja: inseguridad, miedo terrible a todo, a la vida en general, angustia, incapacidad para tomar decisiones, sensación de dependencia, de inutilidad, etc. Todas estas sensaciones y sentimientos horribles, son producto de la inconsciencia e irresponsabilidad emocional de quién no sabe amar de modo sano y positivo; de quién consigue absorver la alegría, la fortaleza, la ilusión,, y marchita todo a su paso.
    Todos esos sentimientos q tanto nos lastiman , no son ciertos!,me refiero a que no os creáis a esos miedos internos q nos limitan,ya q somos capaces de salir adelante, de rehacer nuestras vidas, de ser LIBRES, de ser autosuficientes.
    Me considero una chica brillante, buena, inteligente y digna de ser feliz, y no estoy dispuesta a que una persona enferma o trastornada como mi madre, me arrebate mi vida.
    Mi consejo es que os hagáis una promesa a vosotras mismas, de que os vais a querer, valorar,cuidar y respetar, y NUNCA, NUNCA JAMÁS, caer en esa tela de araña de toxicidad.
    Mucha suerte y ánimo a tds,
    Abrazos

  • Yo

    Realmente se puede? Yo llevo muchos años trabajando en mi, tengo 41 años, he logrado mejorarme, pero estoy llena de traumas. Incluso hoy en este blog le he puesto nombre a otros.. que yo pensaba que era mi personalidad asi. Estoy llena de traumas que no se ven, porque parezco una mujer fuerte y segura, es mentira, es mi coraza. Estoy llena de traumas..

  • Algunas madres acabarán solas porque se lo han ganado

    Voy a contar algo que no sé si podría catalogar en madres narcisistas. Un caso de una madre que tiene un círculo social en el entorno empresarial (tiene muchos contactos). La hija decide buscar trabajo (sin dar detalles a la madre, porque pretende que la hija no tenga ni trabajo ni vida social y se dedique a cuidarla a ella y si hay que difamar, se hace). La madre se entera de que va a entrar a una empresa donde la jefa se encarga de chivar a la madre que la hija va a formar parte del personal. La hija es mayor de edad, pero la tratan como si fuese menor. En lugar de preguntarle algo a ella directamente (tanto si es de trabajo como no), lo pregunta a la madre o al padre. La jefa va largando detalles a la madre (modo de trabajo, chismes de empresa) y la madre machaca a la hija, porque encima quiere quedar bien con su amiga (la jefa). Lógicamente, hay un perjuicio laboral sobre la hija por esos chismes (que se pueden clasificar como acoso laboral). La madre no sabe nada de lo que realmente sucede en la empresa (se encargan de taparlo un grupo de trabajadores), pero larga la vida personal de la hija a sus amistades (lo malo, porque se aburre y necesita hablar de algo), la vida personal la sabe parte de la empresa (entre ellos sus acosadores), la jefa se entera de temas demasiado personales de la hija (porque la madre es una bocazas). Y la hija se convierte desde su nacimento en su chivo expiatorio, mientras que la madre queda como madre ejemplar a los demás. En fin, esto no se lo deseo a nadie.
    Es maltrato psicológico con un montón de “monos voladores” y una madre manipuladora, con envidia hacia su hija. Ya si tu madre tiene influencias, acaba por destrozarte por completo. Qué pena que no existan penas de cárcel para esta gente y que las madres sean todas unas santas por haber parido.

  • Marianela

    Estoy sorprendida porque después de tres meses de prácticamente contacto cero (digo prácticamente porque ha habido intentos de hoovering, uno directo y otro intento de contacto a través de terceros) la mente se me está abriendo y estoy empezando a recordar episodios, con lo cual estoy empezando a encajar algunas piezas de este atroz rompecabezas, pero no es fácil. He leído sobre este problema con nuestras madres mucho por internet, y me ha ayudado un montón, pero he visto poco sobre el efecto psicológico del asedio continuo al que nos someten y que es lo que nos impide recuperarnos y ver las cosas con perspectiva. Muchas, muchísimas veces he querido mandarla lejos, pero muchas cosas (sentimientos de culpabilidad, manipulación, terceras personas que me han forzado, y también equivocaciones propias, situación personal) me han hecho volver o permanecer. Creo que, y no solo para esto, es necesario a veces separarnos del mundo, quedar en soledad durante algún tiempo para poder encontrarnos con nosotros mismos. Mucha fuerza a tod@s

  • Sobre un caso real

    Buenos días a todos. Os invito a mirar la siguiente noticia, que podría estar relacionada con madres narcisistas y que me ha llamado la atención, porque parece que hasta ahora se tapan estas cosas en la prensa. Buscad: “La funcionaria del Sergas acusada de espiar el historial de su hija alega que es una «madre preocupada” (no puedo poner el link en comentarios).

    Mirad el calificativo: “preocupada”. Las justificaciones de la madre en el juicio y como incluso desvela detalles de la vida de la hija como contraataque (y permite que lo filtren a la prensa, cuando lo ideal sería guardárselo si la respeta como persona). Actúa como una persona despechada e infantil, no como una madre preocupada.
    Ni hay pruebas del supuesto maltrato del novio de la hija (y en este país es delito acusar sin pruebas). Ni hay pruebas de que la hija tiene un trastorno alimentario (aunque tampoco tendría que justificarse). Utiliza el estigma social que hay con estos trastornos para castigar públicamente a la hija, menoscabando su honor (aunque no dan las siglas del nombre de la hija, podría conseguir que sus amigos y conocidos le den la espalda a ésta si esa mujer va de madre “afligida”, mientras la madre la pone de chivo expiatorio o mala hija).
    Os quería comentar que en estos casos no está todo perdido, no hay que dejar que eso vaya a más, ni aguantar porque son nuestras madres.
    Hay casos donde se puede hacer mucho daño con una demanda por vulneración del derecho al honor, por difamación, por revelación de secretos, por acoso, por injurias, por suplantación de identidad, etc (dependiendo de cada caso). Incluso se podrían reclamar por daños y perjuicios (caso donde la víctima sufre un trastorno de ansiedad por el tratamiento de la madre, entre otras cosas). Las madres no son inmunes a un castigo por un juzgado. No son dueñas de nadie. No están por encima de la ley. Las hay que se creen invulnerables y en lo más alto, pero cuánto más alto están, más fuerte puede ser su caída (en un juzgado).
    Otro aspecto interesante: los comentarios de los que tratan de justificar a la madre en este tipo de noticias (o incluso en artículos relacionados con madres narcisistas). Vienen de gente que jamás ha pasado por este tipo de situaciones (o que lo han experimentado desde la lejanía, siendo “monos voladores” o cómplices), de gente que experimenta esa manipulación maternal pero que siguen anulados/as (como un Síndrome de Estocolmo) o de gente que también tienen un perfil como el de la madre. Los comentarios de la gente ajena a esa madre hay que filtrarlos, ver de quienes vienen para que no nos afecten.
    Aún falta mucho en esta sociedad para dejar de justificar ciertas actitudes, de dejar de decir que lo hacen porque se “preocupan”. De dejar de aguantar chascarrillos de gente que no entiende esta situación: “madre no hay más que una”, “lo hace por tu bien”, “se preocupa por tu bien” (todo esto a gente mayor de edad y que incluso ni viven con sus padres, pero siguen bajo el sometimiento de madres narcisistas). La sociedad aún permite que este tipo de madres sean vistas como unas benditas y gente sacrificada, cuando puede hacer mucho daño en la sombra. Aún permite que se hagan burlas hacia esa gente que sigue anulada por esas madres (chistecitos sobre la hija* que aún va con su madre a todas partes, como si fuese una inútil que no sabe hacer nada y siguiese viviendo en la infancia).

    Mucho ánimo a todas (y a todos, que también hay casos donde el maltratado es un hijo varón) y un saludo a la creadora de esta página.
    —————
    *Lo de los chistecitos también pasa con hijos varones, pero lo he dicho así para no extenderme demasiado.

    • Sin nombre

      Respeto a este caso real, os dejo el link a la noticia.
      https://www.farodevigo.es/gran-vigo/2019/02/19/fiscal-acusa-mujer-entro-cien/2054213.html

      Ha finalizado el juicio y ha quedado visto para sentencia, la Fiscalia mantiene su acusación dando credibilidad a la víctima y aseverando que no se trata de una madre preocupada. En el juicio testificó el médico forense judicial declarando que la hija padece un trastorno de personalidad anancástico debido al maltrato sufrido desde la infancia y que ha derivado en un trastorno de ansiedad generalizada por las conductas continuadas de la madre hacia su hija.
      Ojalá la justicia se tome en serio el caso y proteja a la víctima.
      Sin lugar a dudas este caso es alarmante por la conducta de la “madre”

    • Marcos Antonio

      Respeto a este caso real, salió una nueva noticia. Ha finalizado el juicio y ha quedado visto para sentencia, la Fiscalia mantiene su acusación dando credibilidad a la víctima y aseverando que no se trata de una madre preocupada. En el juicio testificó el médico forense judicial declarando que la hija padece un trastorno de personalidad anancástico debido al maltrato sufrido desde la infancia y que ha derivado en un trastorno de ansiedad generalizada por las conductas continuadas de la madre hacia su hija.
      Ojalá la justicia se tome en serio el caso y proteja a la víctima.
      Sin lugar a dudas este caso es alarmante por la conducta de la “madre”

    • elmejorlimon

      Respeto a este caso real, se ha publicado otra noticia el pasado lunes. Ha finalizado el juicio y ha quedado visto para sentencia, la Fiscalia mantiene su acusación dando credibilidad a la víctima y aseverando que no se trata de una madre preocupada. En el juicio testificó el médico forense judicial declarando que la hija padece un trastorno de personalidad anancástico debido al maltrato sufrido desde la infancia y que ha derivado en un trastorno de ansiedad generalizada por las conductas continuadas de la madre hacia su hija.
      Ojalá la justicia se tome en serio el caso y proteja a la víctima.
      Sin lugar a dudas este caso es alarmante por la conducta de la “madre”

  • Sin nombre

    Sobre este CASO REAL, os dejo el link que informa sobre la finalización del juicio que ha quedado visto para sentencia. La Fiscalia mantiene su acusación dando credibilidad a la víctima y el médico forense judicial testificó sobre los graves daños que perpetró la madre a su hija desde la infancia. Ojalá la condena sea ejemplar y la justicia empiece a tomarse en serio estos casos. https://www.farodevigo.es/gran-vigo/2019/02/19/fiscal-acusa-mujer-entro-cien/2054213.html

  • Antonio Martínez

    Respeto a este caso real, os dejo el link a la noticia. Ha finalizado el juicio y ha quedado visto para sentencia, la Fiscalia mantiene su acusación dando credibilidad a la víctima y aseverando que no se trata de una madre preocupada. En el juicio testificó el médico forense judicial declarando que la hija padece un trastorno de personalidad anancástico debido al maltrato sufrido desde la infancia y que ha derivado en un trastorno de ansiedad generalizada por las conductas continuadas de la madre hacia su hija.
    Ojalá la justicia se tome en serio el caso y proteja a la víctima.
    Sin lugar a dudas este caso es alarmante por la conducta de la “madre”

  • Sin nombre

    En relación al CASO REAL comentado. Yo lo veo exactamente igual. Ha finalizado el juicio y ha quedado visto para sentencia, la Fiscalia mantiene su acusación dando credibilidad a la víctima y aseverando que no se trata de una madre preocupada. En el juicio testificó el médico forense judicial declarando que la hija padece un trastorno de personalidad anancástico debido al maltrato sufrido desde la infancia y que ha derivado en un trastorno de ansiedad generalizada por las conductas continuadas de la madre hacia su hija.
    Ojalá la justicia se tome en serio el caso y proteja a la víctima.
    Sin lugar a dudas este caso es alarmante.

  • Marcos

    Respeto a este caso real, os dejo el link a la noticia. Ha finalizado el juicio y ha quedado visto para sentencia, la Fiscalia mantiene su acusación dando credibilidad a la víctima y aseverando que no se trata de una madre preocupada. En el juicio testificó el médico forense judicial declarando que la hija padece un trastorno de personalidad anancástico debido al maltrato sufrido desde la infancia y que ha derivado en un trastorno de ansiedad generalizada por las conductas continuadas de la madre hacia su hija.
    Ojalá la justicia se tome en serio el caso y proteja a la víctima.
    Sin lugar a dudas este caso es alarmante por la conducta de la “madre”

    • Sobre un caso real

      Esa madre no se la cuela a ningún médico forense. Intentará mostrar una careta los medios, pero la realidad caerá por su propio peso.
      El trastorno de personalidad anancástico viene de una crianza demasiado rígida (entre otras causas). Así que la madre no me parece tan “santa”, ni puede esconder el pasado a ciertos profesionales. No puede hacerles “luz de gas”.
      En alguna foto hasta mira a la cámara con ira.
      Leo en el artículo sobre una supuesta orden de protección, pero solo se hace bajo ciertos requisitos y en ese caso ni se cumplen. Con lo cual no ha existido tal orden de proteccion hacia la pareja y es otra invención de la madre.
      Espero que se haga justicia y ese caso sirva para sentar un precedente en los casos de maltrato intrafamiliar. Para evitar el endiosamiento de las madres por el hecho de haber parido.

      Las víctimas de estas madres que se hagan un favor y que busquen ayuda cuanto antes. El daño que provocan este tipo de personas es difícil de reparar y puede dejar una marca muy profunda.

LEAVE A COMMENT